La Corte del Pueblo

gavel¿Alguna vez has visto un episodio de La Corte del Pueblo? ¿Cuáles con los procedimientos usuales en cada caso? ¿Quienes participan? Parece un ejemplo chusco, pero nos ayuda a entender lo que pasa en la corte celestial. En Romanos 3:19-26, Pablo cambia de metáforas y trae su argumento a una escena de corte. Al hacerlo, habla sobre lo que ocurre cuando somos salvos desde una perspectiva judicial.

Declaración de Cargos (3:19-20)

Hasta este punto, Pablo estableció que la humanidad ha sido justamente convicta de pecado. Somos culpables y el juicio por nuestros pecados ya ha sido determinado. En este escenario, el juez tiene un caso sencillo y los procedimientos son solo una formalidad. Con culpabilidad y castigo firmemente establecidos, no hay caso que ganar. ¿Cómo te sentirías si estuvieras delante de un juez solamente esperando que cayera el martillo?

Justicia mediante la Fe (3:21-23)

Pero que si antes que cayera el martillo una nueva ley pasaba, la cual forzaba al juez a escuchar el caso de nuevo. Bajo la vieja ley, eras culpable y no tenías un caso. Pero, bajo la nueva ley tienes una oportunidad de ser declarado inocente de todos los cargos! De manera similar, Pablo explica que Dios ha autorizado una nueva forma de justicia, que es por fe. En vez de que como antes se debía vivir de acuerdo a la Ley, ahora Dios requiere fe en su Hijo Jesucristo. ¿Cómo es esto buenas noticias para todos nosotros?

El Regalo de la Justificación (3:24-26)

Algunos ven esto como un boleto para salir de la cárcel gratuitamente. Pero el regalo de la justificación no implica que un precio no fue pagado. Al contrario, alguien pagó el precio por nuestra libertad. Dios dio su Hijo y Jesús dio su vida. ¿Cuál debería ser la respuesta apropiada a tal regalo?

 

Anuncios