eliminar_manchas_ropa¿Alguna vez has intentado remover una mancha de una camisa? ¿Cuáles son las manchas más difíciles de remover? Café? Tinta? Quizá después de hacer el intento tiraste la camisa a la basura. La Biblia nos enseña que el pecado es una mancha irremovible. Pues por causa del pecado original de Adán y Eva ahora toda la humanidad se encuentra perdida en su pecado. En el pasaje bíblico que estudiaremos hoy, Pablo analiza la condición pecaminosa en que se encuentra la humanidad.

La Gravedad de la Mancha (1:18-27)

En estos versículos Pablo describe el descenso espiritual de la humanidad desde su creación. En corto, explica que en vez de reconocerlo como Dios desde tiempos primitivos comenzaron a adorar a la creación (por ejemplo: el sol, la luna y hasta los animales) e incluso han negado su existencia optando por vivir en contra de los mandamientos de Dios. Hoy en día muchos seres humanos abusan de la libertad que Dios nos da para hacer cosas que son en contra de su voluntad.

El Resultado de la Mancha (1:28-32)

Aquí Pablo explica que cuando el hombre o la mujer deciden seguir practicando el pecado sin importarles sus consecuencias Dios los entrega a una mente reprobada que termina incrementando el pecado que practica. En otras palabras en su deseo de vivir continuamente en contra de la voluntad de Dios siguen manchándose mas y mas con el pecado. La lista de pecados que Pablo hace en estos versículos demuestra como aparte de la misericordia y gracia de Dios la humanidad continuará ensuciándose más y más en el pecado pues su naturaleza pecaminosa lo suscita.

Removiendo la Mancha (2:1-4)

El primer paso para remover una mancha es reconocer que la hay y estar dispuesto a removerla. Es muy fácil ver las manchas de otros y juzgar. Hay gente que piensa estar muy bien delante de Dios o que no tienen necesidad de salvación. Pablo nos recuerda que Dios desea movernos al arrepentimiento a través de su inigualable bondad. Pablo dice en Romanos 2:3-4:

¿Piensas entonces que vas a escapar del juicio de Dios, tú que juzgas a otros y sin embargo haces lo mismo que ellos? ¿No ves que desprecias las riquezas de la bondad de Dios, de su tolerancia y de su paciencia, al no reconocer que su bondad quiere llevarte al arrepentimiento?

Con estas palabras Pablo indica que en su gran amor por la humanidad Dios busca atraernos con su bondad para que respondamos al llamado al arrepentimiento. Este es el primer paso para ser limpios de la mancha del pecado; que lleguemos a entender que hemos pecado contra Dios y que necesitamos un cambio de vida.

Anuncios