20130318-185559.jpg Los capítulos 14-16 del evangelio de Juan no contienen muchas alusiones a la muerte de Jesús. En realidad los tres capítulos consisten en una conversación continúa donde Jesús prepara a sus discípulos para su partida. En todo el relato, Jesús se refiere a su muerte usando eufemismos que hablan de su muerte como partida y regreso al Padre. La mención más directa de su muerte ocurre casi a la mitad del relato.

“Nadie tiene amor más grande que el dar la vida por sus amigos. (Juan 15:13)

Considerando este texto como la clave interpretativa del pasaje podemos considerar que para Jesús fue de suma importancia pasar este tiempo con sus discípulos pues los amaba en verdad. Es impresionante pensar que Jesús muestra su amor por la humanidad dando su vida como un verdadero amigo. Aunque muchos hoy te dirán que son tus amigos, cuando son puestos a prueba no todos la pasan. En comparación, Jesús ya demostró ser el mejor amigo de toda la humanidad al morir por nosotros en la cruz.

Anuncios