20130317-222242.jpg El capítulo trece de Juan relata los sucesos importantes durante la última cena de Jesús con sus discípulos. Lo más sorprendente de esta cena es el amor demostrado por Jesús hacia sus discípulos. Enfáticamente el texto nos recuerda que los amó hasta el fin (Juan 13:1). Esta declaración nos ayuda a entender de manera más amplia dos conversaciones que Jesús tiene con sus discípulos en la mesa. Después de hablar sobre la importancia del servicio, “Jesús se angustió profundamente y declaró: Ciertamente les aseguro que uno de ustedes me va a traicionar.” (Juan 13:21) Después al finalizar la plática, Jesús le dijo a Pedro: “¿Tú darás la vida por mí? ¡De veras te aseguro que antes de que cante el gallo, me negarás tres veces!” (Juan 13:38) Considerando que Jesús le lavó los pies a Judas quien lo traicionó y a Pedro quien lo negó nos debe llevar a tener más amor y paciencia hacia aquellos que nos fallan. Además, nos desafía a siempre estar dispuesto a dar oportunidades y no ser rápido para descartar.

Anuncios