world crossLas palabras dichas hoy por el recién elegido Papa Francisco en su homilía inaugural fueron emotivas. Cualquier diferencia doctrinal que podamos tener con la Iglesia Católica, debemos reconocer la certeza con la cual habló el Papa al indicar que como verdaderos discípulos de Cristo su cruz debe ser el centro de nuestras vidas. “Cuando caminamos, edificamos y confesamos sin la cruz no somos discípulos del Señor.” Además añadió: “Si no profesamos a Jesucristo, nos convertiremos en una ONG piadosa, no en una esposa del Señor.” Estas palabras comunican la gran verdad de que el mensaje cristocéntrico de la cruz es lo que nos identifica como verdaderos discípulos.

Por eso declaró Jesús anunciando la manera que habría de morir:

“Pero yo, cuando sea levantado de la tierra, atraeré a todos a mí mismo.” (Juan 12:32 NVI)

Es su cruz que nos une hoy. Es su cruz que nos debe llevar al mundo con una actitud de servicio y humildad. En solidaridad con Cristo y el pueblo de Dios debemos caminar levantando su cruz como señal de la redención hecha posible para todo el mundo.

Anuncios