Seed-in-the-ground

Recuerdo cuando de niño hicimos un experimento en la escuela para aprender sobre el desarrollo biológico de las plantas. Todos pusimos un frijolito en un algodón húmedo dentro de un frasco y esperamos.  Después, al pasar de los días pudimos observar como una plantita comenzó a brotar desde el interior del frijol. Igualmente, Jesús usó una comparación así de sencilla para hablar de su muerte.

“Ha llegado la hora de que el Hijo del hombre sea glorificado —les contestó Jesús. Ciertamente les aseguro que si el grano de trigo no cae en tierra y muere, se queda solo. Pero si muere, produce mucho fruto.” (Juan 12:23-24)

Así como la semilla tiene que morir y después es quebrantada cuando la vida dentro de ella brota de su interior, Jesús murió para darnos vida. Increíblemente el misterio pascual puede ser comprendido de esta manera tan sencilla.

Experimento

En preparación para Semana Santa haz este experimento con tus niños. Déjalos que experimenten como vida nueva brota de un frijolito y enséñales sobre la muerte y resurrección de Jesús. Después regresa aquí y comenta sobre lo que aprendieron tus niños.

Anuncios