Después de comenzar su ministerio, una de las cosas más importantes que hizo Jesús fue llamar y preparar a sus discípulos. En el capítulo 5, vemos dos relatos claves donde Jesús llama a cinco discípulos no porque fueron personas sabías o educadas sino porque formaban parte del tipo de personas a quienes él había venido a buscar.

20120320-133205.jpg Es interesante notar que Pedro y sus socios estaban pescando cuando Jesús los llamó a ser pescadores de hombres. Y, además, Leví también estaba cumpliendo con sus oficios cuando Jesús lo llamó a seguirle como uno de sus discípulos. Cuatro pescadores comúnes y un recaudador de impuestos llegaron a ser parte del círculo íntimo de Jesús y recibireron la preparación necesaria para cumplir con la tarea de la gran comisión. El resto del capítulo demuestra un poco de la preparación practica que Jesús le da a sus discípulos; les enseña al hacer. Hoy Jesús también esta buscando hombres y mujeres para hacerlos sus discípulos y prepararlos para enviarlos a predicar las buenas nuevas del evangelio. Quiza Dios llegue a tu lugar de trabajo y te llame a ser su discípulo. ¿Cómo responderas?

Anuncios