Como transición al evangelio de Lucas podemos hacer una breve comparación entre los dos evangelios. Marcos es más corto y selecto en los eventos que incluye en su narración. Por ejemplo, no narra los nacimientos de Juan el Bautista y Jesús. En cambio, Lucas anuncia desde el principio de su evangelio que el desea escribir un relato más completo y ordenado sobre la vida de Jesucristo (Lucas 1:1-4).

20120317-091310.jpg Con este enfoque en mente, es muy importante notar lo novedoso de los primeros dos capítulos de Lucas, pues contienen el relato de la anunciación y el nacimiento de dos personajes que Dios envía para continuar el drama de redención que había quedado en pausa después de Malaquías.
Brevemente, para mi destacaron los siguientes puntos en mi lectura de Lucas 1. Reflexionando sobre la actitud correcta que debemos tener hacia Dios debido a sus grandes bendiciones, podemos aprender de cada uno de los personajes de este relato. De Zacarías, aprendí que no debo ser incrédulo cuando Dios habla y que a pesar de mi incredulidad Dios es misericordioso y bondadoso. De Elisabet, aprendí que aunque en ocasiones Dios tarda en responder es mejor esperar en el tiempo de Dios. De María, aprendí que cuando Dios nos pide que hagamos o creamos en cosas que no entendemos o nos parecen imposibles la actitud correcta es obediencia y sumisión a la voluntad de Dios. Y por último, de los trés, aprendí que es sumamente importante agradecer a Dios cuando el obra en favor de nosotros.

Anuncios