Es interesante notar que en todo este capítulo se hacen preparaciones en conexión a la muerte de Jesús. Al principio leemos como los líderes religiosos en Jerusalén hacen planes para arrestar a Jesús y matarlos (14:1). Después cuando una mujer desconocida llega a donde está Jesús y derrama un perfume costoso sobre su cabeza, el declara: “Ungió mi cuerpo de antemano, preparándolo para la sepultura” (14:8). Luego, mientras Judas se prepara para traicionar a Jesús (14:10), los demás discípulos hacen las preparaciones para celebrar la Pascua con Jesús (14:12-16).

20120314-080023.jpgEsa noche al cenar Jesús platicó con sus discípulos para prepararlos para los días difíciles que se acercaban e instituyó una cena ceremonial en la cual sus seguidores recordarían su sacrificio (14:17-31). Después de la cena, mientras una turba armada se preparaba para arrestarlo, Jesús fue con sus discípulos al Jardín del Getsemaní para orar en preparación para la noche y dí de sufrimiento que le esperaba (14:32-42). En este tiempo en que nos preparamos para recordar de manera mundial la muerte de Jesús, ¿cómo van tus preparativos personales? ¿Está listo tu corazón para entregar toda tu vida a quien murió por tí?

Anuncios